Noticias

¿Cómo afecta la nueva política de WhatsApp a los usuarios europeos?

Fuente: internet

15/01/2021

La actualización en los términos y condiciones de la aplicación de mensajería instantánea ha generado debate entre los expertos.

WhatsApp afirma que su nueva política de privacidad protege los datos de los usuarios europeos. La actualización en los términos y condiciones de la plataforma ha generado debate entre los expertos. Algunos disienten aludiendo que, al parecer, no cumple la normativa comunitaria.

Según Facebook, la empresa se ha visto envuelta en una «campaña de desinformación» desde que se dio a conocer que WhatsApp permitirá compartir con la compañía los datos de los usuarios de fuera de la UE.

La responsable de Facebook en Bruselas, Aura Salla, ha asegurado que la actualización fue creada para aportar «una mayor transparencia para los usuarios y en el uso de WhatsApp para el compromiso empresarial con sus clientes», y ha añadido que «no hay cambios en el intercambio de datos de WhatsApp en la región europea, incluido el Reino Unido».

Sin embargo, el economista jefe de Competencia de la Comisión Europea (CE) entre 2016 y 2019, Tommaso Valleti, discrepa de esas afirmaciones. Valleti cree que la nueva política sí que afectará a los usuarios de la UE y, además, considera que «no cumple» la normativa europea de protección de datos.

El cambio en los términos y condiciones del servicio de la aplicación afecta al intercambio de metadatos, es decir, el número de teléfono, datos de operaciones, información sobre cómo interactúa el usuario con los demás (incluidas empresas), el dispositivo que utiliza o la dirección IP, aunque no especifica a qué se refiere cuando indica que «es posible» que comparta otros datos disponibles en la sección «información que recopilamos».

El economista ha explicado que la actualización «no cumple con el Reglamento General de Protección de Datos, y no está claro por qué los nuevos términos y condiciones son esenciales para ejecutar el servicio».

Este reglamento, que ampara a los ciudadanos europeos, fue creado en 2016 para fortalecer los derechos en la era digital y facilitar la actividad económica a través de la red. Es el encargado de dar el consentimiento para la combinación de datos entre empresas.